Presbiteriano Reformado - Pídeme, y te daré por heredad las gentes, Y por posesión tuya los términos de la tierra.
Biblia del Oso



Somos los Presbiterianos Reformados que seguimos sin reserva y concesión alguna a la Palabra de Dios y bajo ella los Estándares de Westminster (de los 1640's) en su totalidad y nos identificamos con lo que se logró Bíblicamente en las reformas de los siglos XVI y XVII.

¡Aquí encontrarás todos los Estándares originales de Westminster y sin alguna enmienda!






Las adiciones más recientes:

¿Instrumentos musicales en el culto? -Rev. Robert B. McCracken

El Himnario perfecto de la Iglesia -Rev. Douglas W. Comin

La Ley y el Evangelio -Rev. Teodoro Beza

Sobre los dos Pactos -Rev. Herman Witsius

La Base Scriptural para el Principio Regulador de Adoración --Rev. G.I. Williamson


Quiénes somos

Somos de un pequeño rebaño del Señor con el deseo de proclamar las inescrutables riquezas de nuestro Dios impulsando y trabajando activamente en el significado real de las Escrituras.

Sabemos que dicho significado se ha perdido en los tiempos de decadencia espiritual que nos han tocado vivir, y que sólo es mantenido por quienes incesantemente y con un corazón puro claman por la verdad direccional de la Palabra de Dios.

«Y me buscaréis y hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.» Jeremías 29:13

Creemos que el material expuesto aquí llena una necesidad real y urgente en las vidas de los creyentes que buscan de todo corazón respuestas a sus interrogantes cruciales sobre la verdadera vida cristiana. Preguntas que han sido clara y ampliamente contestadas por los puritanos escoceses de los siglos XVI y XVII y por quienes en la actualidad seguimos esta línea; pero que la iglesia de hoy rechaza al pretender vivir un misticismo e individualidad brutal por medio de todo lo que apela a los sentimientos y a las experiencias individuales y psicológicas; en vez de las promesas del Pacto dadas en las Sagradas Escrituras.

A una iglesia decadente y a este mundo pagano nos dirigimos una vez más con la palabra profética: «Así dice el Señor.»

Quiera el Señor bendecir nuestra labor, y así añadir dos blancas a su iglesia.


Nuestra confesión

Nuestra confesión no es nueva, sino todo lo contrario, plasma el pensamiento de los presbiterianos de los siglos XVI, XVII y XVIII que mencionamos a continuación.

  • 1. Reconocemos que el Antiguo y Nuevo Testamento son la Palabra de Dios y la única regla infalible de fe y práctica.
  • 2. Que toda la doctrina de la Confesión de Fe de Westminster y sus Catecismos Mayor y Menor en sus documentos originales, está de acuerdo con las Escrituras y fundada sobre ellas.
  • 3. Que el gobierno eclesiástico y el modo de adoración presbiterianos son los únicos que tienen derecho divino (o sea, establecidos por autoridad divina) y por tanto son inalterables. Y que el modelo más perfecto de estos principios que hasta hoy se ha alcanzado, está exhibido en la Forma de Gobierno y en el Directorio de Adoración adoptados por la Iglesia de Escocia en la Segunda Reforma.
  • 4. Que el hacer pactos públicos y sociales es una ordenanza de Dios obligatoria sobre las iglesias y naciones bajo el Nuevo Testamento. Que el Pacto Nacional y la Liga Solemne son una muestra de esta institución divina; y que estos documentos (Pactos) ejercen una obligación continua sobre la persona moral es decir, «una sociedad que ejerce la facultad de conocer, deliberar, determinar y actuar».
  • 5. Una aprobación de las contenciones (luchas) fieles de los mártires de Jesús, contra el paganismo, el papado (el catolicismo-romano), la prelatura, y el sectarismo; contra gobiernos civiles inmorales; contra tolerancias erastianas (o sea, iglesias gobernadas por el gobierno civil) y persecuciones que nacen de ello; y contender por toda la verdad divina y en testificar contra todas las corrupciones incorporadas en las constituciones (reglamentos) así de iglesias como de estados civiles.
  • 6. Adornando en una manera práctica la doctrina de Dios nuestro Salvador por medio de una conducta irreprochable en todos sus mandamientos y ordenanzas.

Nuestra visión

Reintroducir a la iglesia protestante el cristianismo de las Sagradas Escrituras tal como se logró en las reformas presbiterianas de los siglos XVI y XVII para así buscar la unidad en la verdad doctrinal, el culto, el gobierno eclesiástico, y la disciplina entre las iglesias protestantes con el fin de promover el establecimiento de iglesias presbiterianas reformadas en el mundo de habla hispana.

«Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros de la común salud, me ha sido necesario escribiros amonestándoos que contendáis eficazmente por la fe que ha sido una vez dada á los santos.» Judas 3


Nuestra misión

1. Dar a conocer el evangelio a todo el mundo para que sepa que sólo en Cristo hay salvación. El ser humano es corrupto y peca constantemente; el único que puede librarnos de tal corrupción que trae la condenación eterna es Jesucristo el Hijo de Dios.

«Entre los cuales todos nosotros también vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos; y éramos por naturaleza hijos de ira, también como los demás (…). Aún estando nosotros muertos en pecados, nos dió vida juntamente con Cristo;(…). Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios: no por obras, para que nadie se gloríe.» Efesios 2:3, 5, 8-9

2. Proclamar a las iglesias protestantes la fe reformada y presbiteriana verdadera por medio de la traducción de las obras originales de los reformadores de otros idiomas al español. Asimismo, traducir obras modernas que concuerdan y promueven dichas doctrinas; para de esta manera establecer y edificar a la iglesia de Cristo de lengua española, en la fe verdadera encontrada en la doctrina calvinista, la expresión doctrinal del protestantismo más pura y fiel a la Palabra de Dios. También para buscar la unidad que existe en el amor establecido en la Verdad de la Palabra de Dios con nuestros hermanos en Cristo. No simplemente en amor, sino también en la Verdad. Unidos en una sola doctrina (como Dios lo ha mandado), en una sola forma de adoración a Dios (como Dios lo ha mandado), en una sola forma de gobierno-eclesiástica (como Dios lo ha mandado) y en una sola forma de disciplina (como Dios lo ha mandado). Y así, desafiar a la iglesia protestante para que regrese a las sendas antiguas, unida en la verdad de Dios; incluido en esto, establecer comunicación con pastores e iglesias, animar a los creyentes y buscar la unidad en la verdad entre nosotros.

«Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos.» Jeremías 6:16

«No traspases el término antiguo que pusieron tus padres.» Proverbios 22:28

Hacemos un llamado a nuestros hermanos protestantes, especialmente los que son presbiterianos y reformados, para que regresen a la fe verdadera del protestantismo y que dejen por un lado las doctrinas que han adoptado de la Iglesia de Roma. Muchos protestantes han olvidado la doctrina que Dios dio a su Iglesia por medio de sus ministros que levantó en los siglos XVI y XVII, tal como Juan Calvino, Juan Knox y los teólogos/ministros de la Asamblea de Westminster (del siglo XVII) y la Iglesia de Escocia. La mayoría de presbiterianos y calvinistas de hoy dicen que siguen la doctrina de Calvino, de Knox y de los ministros de la Asamblea de Westminster cuando la realidad es diferente, esto se debe a la ignorancia de los escritos de estos ministros y por la corrupción doctrinal que ha entrado a la Iglesia de Cristo en varios niveles.

«Empero en aquello á que hemos llegado, vamos por la misma regla, sintamos una misma cosa. Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad los que así anduvieren como nos tenéis por ejemplo.» Filipenses 3:16-17

«¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de concierto?» Amós 3:3

Nuestra oración es que su visita a este sitio sea de mucho ánimo y edificación. Le invitamos a escribirnos para cualquier pregunta o comentario. Al navegar en nuestro sitio, encontrará sermones de pastores presbiterianos pactantes que hallará de mucha inspiración. O tal vez nuestro patrimonio doctrinal bíblico le sea de gran interés. Si desea más información de nuestra iglesia y doctrina bíblica, comuníquese con nosotros y le contestaremos con mucho gusto.

Por la prerrogativa real y los derechos de la corona del Rey Jesús.

Suyos en Cristo Jesús.

Los Presbiterianos Reformados


free counters